#ONTHEDRAW | Un sueco suelto por La Gomera
Para un sueco como Jens encontrase de repente en un terreno tan escarpado y abrupto como es el de La Gomera ha tenido que ser como aterrizar en La Luna. Por más que ve casas suspendidas al borde de precipicios, barrancos imposibles y cultivos terraza casi verticales no deja de sentirse abrumado por una naturaleza tan extrema y bella.
jens magnusson, onthedraw, ilustrador, viaje, ilustrado, islas canarias, promotur,
17563
post-template-default,single,single-post,postid-17563,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive
 

19 Jul Un sueco suelto por La Gomera

Para un sueco como Jens encontrarse de repente en un terreno tan escarpado y abrupto como es el de La Gomera ha tenido que ser como aterrizar en La Luna. Por más que ve casas suspendidas al borde de precipicios, barrancos imposibles y cultivos terraza casi verticales no deja de sentirse abrumado por una naturaleza tan extrema y bella. No en vano el ‘Barranco de Arguayoda’ y la serie de impresionantes miradores que salpica Valle Gran Rey fueron los parajes que más le han llamado la atención por el momento. Allí ha hecho numerosas paradas para tomar fotos e ir reposándolas en su interior para más tarde sentarse a dibujar. Ése es su método de trabajo.

jens_photo03

Jens ha estado recorriendo la zona norte de La Gomera: Valle Hermoso, Agulo, Hermigua… En esta última localidad hizo una parada en una pequeña procesadora de plátanos donde pudo comprobar (y probar) para su asombro que los plátanos que allí tenían nada tienen que ver en forma y sabor con los que él está acostumbrado a comprar en Suecia.

La flora y la fauna son dos de las cosas que más atraen a Jens y en este sentido la parada técnica en el pequeño Museo Etnográfico ‘Juego de Bolas‘ del Parque Nacional de Garajonay fue muy ilustrativa. Por fin se ha podido hacer una idea clara de qué es esto del ‘gofio’, los ‘guanches’, el ‘silbo’ y demás elementos y costumbres autóctonas de la isla de los que tanto ha oído hablar estos días. Sonrisas de comprensión y movimiento de cabeza asintiendo: ya sabe de lo que hablan.

Algo que le sigue llamando poderosamente la atención es la amabilidad de los lugareños que constantemente se paran a interesarse por sus actividades y le prodigan todo tipo de atenciones allá donde va. Es algo que aunque ya sabía no esperaba que fuese tanto y esto le hace sentir como en casa (¡incluso mejor!).

jens_photo02

Jens no sabía si en la isla habría serpientes (a las que no le tiene especial cariño) y en un principio confundió las colas de los muchos lagartos y ‘tizones‘ (totalmente inofensivos) que habitan la zona con las de serpiente. Una vez que le comentaron que en las Islas Canarias no hay serpientes peligrosas se hizo amigo de los lagartos que terminaron por comer (casi) de su mano.

¿Quién dijo miedo?