#ONTHEDRAW | Bajo el hechizo de El Hierro
“Es el lugar más bonito en el que he estado nunca”. Y no ha parado de decirlo desde que puso el pié en la isla. Sin lugar a dudas Mads ha caído bajo el hechizo mágico de ‘El Hierro’. Y eso se nota por el empeño que pone en todo momento por ser uno más. Mads conseguirá finalmente ser más herreño que los herreños.
Mads Berg, El Hierro, ilustrador, ilustración, onthedraw, islas canarias, Promotur, viaje, ilustrado,
17649
post-template-default,single,single-post,postid-17649,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive
 

21 Jul Bajo el hechizo de El Hierro

“Es el lugar más bonito en el que he estado nunca”. Y no ha parado de decirlo desde que puso el pié en la isla. Sin lugar a dudas Mads ha caído bajo el hechizo mágico de ‘El Hierro’.

Y eso se nota por el empeño que pone en todo momento por ser uno más. Mads conseguirá finalmente ser más herreño que los herreños.

mads_photo01

Antes que nada toca familiarizarse con dos cosas fundamentales que forman parte del espíritu local: el baile y las tradiciones.

Ascético y elegante sí, pero también multitudinario y colorista. Así es el baile y así son en parte los lugareños y las dualidades en las que se mueven. Uno de los grupos que participó en la última ‘Bajada de la Virgen de Los Reyes’, la fiesta más importante de la isla en la que llevan la imagen de una virgen desde su santuario en ‘Frontera’ hasta ‘Valverde’ (la capital), le hizo una demostración.

Las tradiciones pudo conocerlas en la visita al ‘Poblado de Guinea’, un ecomuseo situado en uno de los asentamientos más antiguos de la isla en el ‘Valle del Golfo’. Allí pudo comprobar cómo se las ingeniaban los antiguos para sobrevivir con tal carestía de recursos y condiciones adversas.

Una vez sentadas las bases empieza la diversión. En ‘La Restinga’, pueblo costero famoso por la limpieza de sus fondos marinos, parar a comer el pescado fresco del día es obligatorio (también la foto de rigor con el personal del restaurante). Una ‘vieja’ con ‘papas arrugadas’ y ‘mojo’ nunca ha sido mala elección.

La zona de calas y charcos del Golfo que va bordeando la costa es ideal para remojarse, explorar, estar a solas (o en familia como en esta ocasión) y dibujar mucho al aire libre con las olas del mar como única banda sonora.

mads_photo02

La fascinación continuó ante las misteriosas formas de las Sabinas y la magia del lugar, el rojo intenso de la arena de la playa de ‘El Verodal’ y el blanco brillante de la arena de concha de ‘Arenas blancas’, al tropezarse con ‘El Hotel más pequeño del mundo’ en ‘Frontera’, al deambular por antiguas cuevas volcánicas ya abandonadas al borde de la costa, que los pastores sigan teniendo lobos (‘lobo herreño’) para proteger al rebaño, al saber del ‘Garoé’ un árbol que da agua en vez de frutos, al atravesar el ‘Llano de las brujas’ en el bosque de ‘laurisilva’… ¡Y todo esto en 278 km/2! “Una de las mejores experiencias de mi vida”, es otra de las expresiones que tampoco para de repetir.

El Hierro tiene fama de ser lugar de retiro de todo tipo de personajes peculiares. Mads se tropezó en ‘El Mocanal’ con uno que le contestó en perfecto danés y resultó ser uno de los primeros ocupas en fundar la famosa ‘Ciudad libre de Christiania’ en Copenague (Dinamarca) allá por los 70.

Quien sabe, quizá en unos años veamos a un rubio grandote deambulando por la isla que responda al nombre de Mads…